top of page

Boda en el Hotel Cortijo Santa Cruz, Villanueva de la Serena.

La boda de Iván y María en el Hotel Cortijo Santa Cruz no fue solo un evento, sino una celebración que redefinió las bodas en Villanueva. Este histórico cortijo del siglo XIX, situado cerca de Villanueva de la Serena y a las orillas del majestuoso Guadiana, proporcionó un telón de fondo impresionante para su día especial.


Desde el inicio, la ceremonia civil dejó claro que esta boda era única. Rodeados de naturaleza y en un entorno que respira historia, Iván y María se dieron el "sí, quiero" en una atmósfera cargada de emociones auténticas. La felicidad de los novios se reflejaba en cada rostro, especialmente en los de sus amigos, quienes no pudieron evitar derramar lágrimas de alegría.


La cena, celebrada en el emblemático Hotel Cortijo Santa Cruz, fue un despliegue de momentos memorables. Desde sorpresas inesperadas de amigos hasta un divertido bingo con regalos, cada instante estaba pensado para deleitar a los invitados. El ambiente se llenó de risas, bailes y anécdotas que hacían que cada minuto fuera valioso.


Lo que realmente destacó en esta boda en Villanueva fue la habilidad del fotógrafo de bodas. Con un talento excepcional para capturar momentos, el fotógrafo de bodas en Villanueva inmortalizó cada sonrisa, cada lágrima y cada baile. Las fotos reflejaron no solo la belleza del entorno del Hotel Cortijo Santa Cruz, sino también la esencia de la celebración: amor, alegría y unión.


La fiesta nocturna fue la culminación de un día inolvidable. En el corazón de Extremadura, en un lugar tan mágico como el Hotel Cortijo Santa Cruz, Iván y María vivieron su sueño. Los invitados, envueltos en un ambiente de completa felicidad, disfrutaron de una noche que recordarán por siempre.



Los recién casados entran con júbilo al comedor del Hotel Cortijo Santa Cruz en Villanueva, recibidos por la ovación y los pañuelos al aire de los invitados. La alegría se refleja en sus rostros mientras avanzan por el pasillo formado por familiares y amigos, con una elegante lámpara de araña adornando el techo y creando un ambiente sofisticado y festivo.


En resumen, la boda de Iván y María no solo fue un hito para ellos, sino también para las bodas en Villanueva. Demostraron que con el lugar perfecto, como el Hotel Cortijo Santa Cruz, y el talento de un buen fotógrafo de bodas en Villanueva, se pueden crear momentos que perduran en el corazón y en la memoria.






댓글


bottom of page